18 de octubre de 2021

El Psicoanálisis y sus psicoanalistas

Seminario Teórico-Clínico

  Curso 2021/2022

"Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis"  Seminario XI de Jacques Lacan.

Dirigido a colaboradores de Umbral y público en general.

Lunes 18 de octubre de 2021 a las 19:30.

"Online"

 

MUY IMPORTANTE

COVID-19
Debido a la situación que ha implicado la pandemia provocada por el covid-19, a partir del mes de mayo de 2020, los seminarios se hacen en la modalidad "online".  para poder participar, es necesario inscribirse enviando un mail a:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Debe constar en el asunto: Inscripción al Seminario Umbral
Y en el cuerpo del mail.  nombre, apellido y dirección de e-mail.

N.B.:  Si ya te has inscrito/a a otro encuentro y recibes los mails con los datos de acceso a la plataforma, no es necesario inscribirse nuevamente.

 

Presentación teórica

Clase II

Laura Kait ya ha mencionado el complejo clima institucional existente cuando Lacan retoma su seminario (contado como S. 11)
De 1926 a 1953 la “Association de Psychanalyse de France”, (creada por Marie Bonaparte, entre otros) asociada a la Internacional (IPA) reina en solitaria en Francia. 
En 1953, se crea a partir de un debate en torno al análisis profano (Nacht contra Lagache), la Société Française de Psychanalyse (Laplanche, Dolto entre otros y otras) , que se separa del Instituto de Psicoanálisis de la AFP.
Después de casi diez años de existencia se precipita, en unos pocos meses,  la “crisis” latente ya en torno a la práctica del “grupo de Lacan” y más específicamente en torno a la enseñanza de J. Lacan. Digamos que se precipita entre la única clase de “Les Noms du père” el 20 de Noviembre de 1963. presentado aún como enseñanza de la SFP y la primera clase del S. 11 el 15 de enero del 64 localizada fuera de la SFP.  Se disuelve finalmente la SFP y Lagache y otros/as fundan el 16 de mayo de 1964 la Association Française de Psychanalyse (SFP reconocida por la IPA). 
En cuanto a Lacan funda “su” escuela: el 4 de Junio de 1964.
L. Kait ha comentado bien detenidamente este período de “crisis”.

 

 Lacan  se dirige a un nuevo público (más amplio que el dirigido antes casi exclusivamente compuesto por psicoanalistas).  Un público en el que se cuentan muchos alumnos de la École Normale Supérieure (filósofos, lingüistas, matemáticos, etc.) . Cambio de interlocutores, cambio de lugar. Nuevo público, nuevo estilo.

La clase del (la II) del 22 de enero de 1964 que comentaré, se interroga acerca del estatuto del Inconsciente, tema que lo ocupará hasta la 4ta clase. ¿Cómo fundar el “concepto” del inconsciente?  Un concepto no es una noción. Una cosa es la “experiencia” del Ics, otra cosa es tratar de captarlo, en un movimiento del pensamiento, como concepto. Los conceptos no están dados de manera definitiva en Freud.

La experiencia del psicoanálisis siendo una experiencia de palabra, no podría encontrar sus fundamentos fuera de la referencia a la estructura del lenguaje y de la palabra.  El concepto que Freud funda, lo encuentra a partir de su propia experiencia.  El “no me habrias buscado, si no me hubieras ya encontrado” pone así el acento sobre esa dimensión de la “trouvaille”, del hallazgo de Freud, y de la experiencia de cada uno con el Inconsciente,  se lo encuentra, no se lo busca.

Lacan anuncia que es preciso avanzar con prudencia al manejarse con ese “mundo de larvas” del inconsciente pero ”Il faut y aller”,  no hay que retroceder, pero un deseo debe estar presente para hacerlo.

De los cuatro conceptos que abordará la pulsión se hace presente de manera omnipresente, pues el abordaje del Inconsciente, de la repetición y de la transferencia no pueden dejar de evocar el invento de Lacan desplegado en su S. X: el del objeto “a” que incita a una revisión de los conceptos fundamentales a la luz del objeto “a”. 

Inicia así esta clase con un “guiño” al objeto escópico citando un poema de Aragón.

J.A. Miller ha elegido como título de este segundo capítulo “El Inconsciente y el nuestro”. El “y” puede ser comentado.

Lacan presentó su esquematismo de base SRI  (luego RSI) en 1953, y aquí al abordar la noción del inconsciente, pondrá el acento sobre la función simbólica de Lévi-Strauss. Esta estructura “inicial” (hecha de elementos que ser relacionan entre si), según la perspectiva “estructuralista”) está en juego en la base del Ics. Es por esta vía que permite la inscripción del psicoanálisis en el campo de la ciencia que se determina por el juego de elementos que se combinan entre sí.  El tema de la relación psicoanálisis y ciencia está siempre (?) muy presente en Lacan. Ver en particular su texto sobre “Ciencia y Verdad”, texto que clausura Los Escritos en 1966.

El inconsciente puede abordarse mejor como concepto con los aportes del estructuralismo y de la linguística (estamos aún por así decir en el “momento estructuralista” de Lacan).

El inconsciente “estructurado como un lenguaje” es más accesible que en tiempos de Freud precisamente por los aportes del estructuralismo y de la lingüística. 

La lingüística en particular permite detectar estos elementos anteriores a toda aprehensión “subjetiva”.

El sujeto con el que opera el psicoanálisis es el sujeto de la ciencia, no el sujeto de una subjetividad psicológica. Opera con el mismo sujeto inaugurado con el “cogito” cartesiano que Lacan habrá de subvertir.  Así existe un lazo indisociable entre la ciencia y la posibilidad de emergencia del psicoanálisis.

Pero,  ¿qué tipo de existencia es ésta del Ics.?  Lacan intenta un acercamiento a partir de la noción de causa (que se distingue de lo qué es una “ley”), para situarlo en la hiancia entre causa y efecto y termina por condensar su idea en una propuesta: sólo hay causa “de ce qui cloche” (de lo que trastabilla).  Se avanza la idea del Inconsciente como Une bévue (trasliteración del término inconsciente en alemán , UBW). El Ics se manifiesta como algo que está “a la espera” en el área de lo “no nacido.”

Por ello no es ni ontológico, ni óntico, su estatuto es ético.  Es preciso el deseo de analista para hacerlo advenir, y el consentimiento del eventual analizante a la asociación libre. 

Veremos hasta dónde es posible abordar los puntos fundamentales presentados en este capítulo, muy denso sin duda.

A cargo de Rithée Cevasco.

 

 

Presentación clínica

"El despertar de la primavera"

A cargo de Ivon Oviedo

 

Coordinación de G. Baravalle y L. Kait.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

 

Imprimir Email